Una parada siempre segura

Blickle amplía su gama de patas de fijación

Las patas de fijación bloquean aparatos de transporte e instalaciones móviles de forma segura y fiable en estado de reposo. En comparación con los elevadores de carros, las patas de fijación permiten fijar los vehículos accionando fácilmente y con poco esfuerzo la palanca de freno, sin tener que levantarlos. Hasta ahora, el catálogo de productos de Blickle ya incluía una gama de robustas patas de fijación con platina atornillable grande que se utilizaban principalmente para cargas pesadas.

Por necesidades de mercado, Blickle ha ampliado su familia de patas de fijación con otros modelos para cargas menos pesadas, sobre todo en el rango de diámetros de rueda de 100 y 125 mm con platina atornillable pequeña: FF 100-1 y FF 125-1. Estas se utilizan en casi todos los ámbitos en los que se requiere una función de bloqueo y son especialmente apropiadas para vehículos de transporte en la logística interna, mesas de trabajo, vehículos en líneas de montaje y también para máquinas y vehículos que llevan ruedas con amortiguador. Comparadas con las robustas patas de fijación con platina atornillable existentes hasta ahora, los nuevos modelos permiten obtener la misma fuerza de frenado. La fuerza de presión máxima en combinación con las ruedas giratorias y fijas correspondientes asciende a aproximadamente 60 kg.

Independientemente del peso del vehículo, las patas de fijación se pueden accionar siempre aplicando una fuerza reducida. Además, sobre suelos lisos ofrecen una mayor estabilidad si se comparan con ruedas estándar frenadas con bandas de rodadura duras.

Por lo general, por cada aplicación suele necesitarse únicamente una pata de fijación. Al contrario que en el caso de un vehículo de transporte clásico con dos ruedas bloqueables, el bloqueo se consigue con un único movimiento. Por tanto, en caso de uso frecuente, esto supone un considerable ahorro de tiempo. Si la colocación de ruedas consiste en dos ruedas giratorias y dos ruedas fijas, las patas van montadas en la mayoría de los casos entre las ruedas giratorias. Las patas de fijación también son apropiadas con una colocación de las ruedas en forma de rombo, o con ruedas fijas dispuestas a mayor altura para el modo de arrastre. Al accionarla, la pata de fijación se comprime hasta 10 mm. De este modo, tanto el vehículo como el material transportado se aseguran siempre de forma fiable. Los nuevos modelos con la dimensión de platina de 100 x 85 mm habitual en muchas aplicaciones pueden combinarse con las series de soportes Blickle LE, L y LK. También pueden solicitarse otras versiones por encargo.

Con estas nuevas variantes, Blickle ofrece una gran gama de patas de fijación para todas las series. Este exclusivo catálogo de productos es el complemento perfecto para las innovadoras soluciones logísticas y supone una considerable ventaja para Blickle en el mercado.

Consulte aquí el catálogo completo de patas de fijación de Blickle.